blindaxe

Después de una larga revisión bibliográfica acerca de las lesiones asociadas a las roturas de tibia y peroné en el fútbol, creo que el futbolista no es consciente de la necesidad de asegurarse una buena protección que pueda evitar lesiones de larga duración que muchas veces llevan asociadas complicaciones de larga dirección y que se podrían evitar.

Desde mi experiencia considero que el futbolista debe ser consciente que una buena protección, hoy en día, va asociada al uso de materiales composites como la fibra de carbono que aseguran una ligereza  máxima y que debido a su dureza tiene una resistencia mucho mayor que el acero.

En el estudio, llevado a cabo en Estados Unidos, se realizó una revisión retrospectiva de 31 futbolistas que sufrieron una fractura de la pierna, tibia  y peroné , o ambos por separado, por un golpe directo, mientras jugaban al futbol.

En el estudio, se concluyó que quince fracturas implicaban fractura tanto de la tibia como del peroné, mientras 11 sólo la tibia, y 5 sólo el peroné.

La información se recogió mediante un cuestionario estandarizado,  en el cual el tiempo medio de seguimiento desde el momento de la lesión fue de 30 meses.

Las lesiones por fracturas de piernas ocurrían  en futbolistas jóvenes y competitivos durante situaciones de juego.

– Los mecanismos se clasifican a grandes rasgos en varias categorías:

– Impacto durante un tackle deslizante (13, 42%),

– Choque con el portero (8, 26%)

– Dos jugadores opuestos chocan con un balón suelto (7, 23%)

– Impacto del oponente con el pie en tu tibia (3, 10%)

La mayoría de las fracturas (26, 90%) se produjeron con los jugadores portando espinilleras, que no soportaron el impacto. El punto de impacto en la fractura fue  la espinillera en 16 casos (62%), por lo que se ve claramente que el material del que se fabrique la espinillera es fundamental para evitar la rotura.

El regreso al fútbol de competición tras fractura tiene un promedio de 40 semanas cuando uno rompe tibia y  peroné, 35 semanas para las fracturas aisladas de tibia, ya las 18 semanas para las fracturas de peroné aislados.

Estos hallazgos sugieren que la reducción de las fracturas en las piernas en  jugadores de fútbol son lesiones graves, y a menudo, requiere un tiempo de recuperación muy prolongado. Además, este estudio cuestiona la capacidad de espinilleras para proteger tus piernas  contra las fracturas.

Los estudios demuestran que debemos tener en cuenta que la protección de nuestras piernas es algo fundamental a  la hora de reducir las lesiones graves en el fútbol.

Fuente del Estudio original:

Tibia and fibula fractures in soccer players.

Boden BP, Lohnes JH, Nunley JA, Garrett WE Jr.

Source

Uniformed Services University of Health Sciences, Silver Spring, MD 20902, USA.